jueves, 12 de julio de 2012

El Alfabeto Emocional de Hitzig, apréndetelo!

Siguiendo con mi proyecto de Coaching personal y empresarial, me llegó algo a mis manos que me pareció interesante analizar.

El Alfabeto Emocional es un concepto que el Dr. Juan Hitzig descubrió gracias a su experiencia en Gerontología, es un Médico especialista en pacientes de la Tercera Edad, por lo tanto su investigación y sus estudios se basan en la longevidad y actividades Gerontológicas. Escribió un libro que habla ampliamente de este concepto. El Dr. Juan se especializa en Biogerontología, y comenta que el cerebro es fácil de engarñar, si sonries el cerebro cree que estás feliz y segrega hormonas para hacerle creer  que la vida está bien. Explica además de una manera científica, que el Pensamiento es físicamente un evento energético,  que transcurre en una realidad intangible (nuestro cerebro) y que rapidamente se transforma en un movimiento Neuroquímico (serotonina y cortisol), de hecho la etimología de la palabra emoción, significa movimiento, acción.

Quiero traerlo a colación porque hace parte de lo que hemos estado analizando, recordemos que de nuestra actuación, de cómo tomemos las cosas y reacciones ante los elementos externos, nos pasaran cosas positivas o negativas. Definitivamente la mayoría coincide que la problemática no está en este mundo errado e injusto, sabemos que hay pobreza, que hay guerras, que hay enfermedades, estrés, etc, pero también sabemos que si nos enfrentamos adecuadamente a esos momentos situacionales, o nos irá bien, o nos irá mal, y así tomaremos caminos para vivir tranquilamente o vivir preocupados. Hace poco inclusive el Dr. Daniel Aristizabal realizandonos un coaching en la empresa, nos decía: "Ocúpese, no se preocupe". Lo que quiere decir que si ocupamos nuestra mente en cosas positivas, lo que nos preocupa pasará a un segundo plano y sin darnos cuenta, lo resolveremos, a cambio de estar todo el día preocupados por lo que nos asusta.

En fin, volviendo a el Alfabeto Emocional, el Dr. Juan en su libro comenta, que aparte de nuestros problemas biológicos, nuestras actuaciones o conductas hará de nuestra vida... mejor o peor.



"El Dr. Hitzig, especialista en Medicina del Envejecimiento y Prevención Gerontológica, sostiene que alrededor de los cincuenta años se encuentra el punto de inflexión biológica que define en qué forma envejeceremos. Sugiere ideas y conclusiones que ayudarán a los lectores a acceder a una longevidad saludable y presenta una manera de encarar los próximos años que permitirá retardar el envejecimiento y renovar, con inteligencia, la segunda mitad de la vida de muchos. " Tomado de su Libro Cincuenta y Tantos.


Es excelente saber esto y aplicarlo, aquí lo veremos de una manera más resumida y simple. Para entender su teoría debemos comprender la manera científica como se ve:

 "Cada pensamiento genera una emoción y cada emoción moviliza un circuito hormonal que tendrá impacto
en las 5 trillones de células que forman un organismo", declara en su libro

Esto qué significa, que el Dr. Juan dividió las conductas en el ser humano identificándoles con la letra ´S´, dice que las conductas de la letra ´S´ son las conductas apropiadas para que nuestro organismo trabaje la hormona de la risa o la Serotonina, conductas con la letra ´S´ como: SERENIDAD, SILENCIO, SABIDURIA, SABOR, SEXO, SUEÑO, SONRISA. La secresión de esta hormona, da cierto bienestar al cuerpo humano, genera felicidad e inhibe la agresión, la rabía, entre otras.


Mientras que las conductas que empiezan con la letra ´R´ generan una hormona llamada cortisol, que es practivamente un corrosivo para las células, y causa el envejecimiento. Emociones como : RESENTIMIENTO, RABIA, RENCOR, REPROCHE, RESISTENCIA, REPRESIÓN. Este tipo de conductas no harán sino avanzar nuestro envejecimiento.


Para Hitzig el Alfabeto no sólo son las letras ´S´y ´R´, es la frase SARD. Ya que las Conductas de tipo ´S´ generan actitudes de tipo ´A´: Amor, Ánimo, Aprecio, Amistad, Acercamiento. Mientras que las Conductas de tipo ´R´, generan actitudes de tipo ´D´: Depresión, Desánimo, Desesperación, Desolación, Desprecio. Entender entonces, este simple alfabeto, el SARD, entenderemos cuando nos enfrentamos ante una problemática, que tipo de conductas y actitudes queremos sacar a flote.


Espero haber traido un tema que nos coloque en una actitud más positva ante la vida, recordemos que debemos ocuparnos y no preocuparnos, sigamos pensando en nuestra frase SARD y seguramente nuestra vida tendrá más años de vida. En la Biblia, vuelvo y recalco, al que no le gusten los temas religiosos como a mi, veánlo por el lado práctico, menciona una verdad grandísima. Mateo 6:27 dice "¿Quién de ustedes por medio de inquietarse, puede añadir un codo a la duración de la vida?". En la antigüedad un codo o un palmo era una medida que daba unos 7,4cm, si se hablaba del Codo Mayor, era más o menos 53Cms. Este texto es muy claro, acaso por preocuparnos por estar así, nuestra vida se va a alargar? por el contrario, por lo que vimos al permanecer en un estado incorrecto nuestra vida se acorta, envejece, para qué inquietarse... toma la vida con tranquilidad y a lo que venga, buena cara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario