miércoles, 10 de febrero de 2010

¿Es posible reversar una Vasectomía?

A medida que aumenta el número de hombres que deciden someterse a una vasectomía, también aumentan las demandas de mejores técnicas para poder revertir este procedimiento. Muchos hombres descubren que, luego de haberse realizado una vasectomía, su situación o sus metas en la vida cambian; y es por ello que ya no desean seguir siendo estériles gracias a las nuevas técnicas microquirúrgicas.



¿Qué es una Vasectomía?

Alrededor de 500.000 hombres en los Estados Unidos se someten a un vasectomía cada año. Siendo éste uno de los pocos métodos para el control de la natalidad ofrecido a los hombres, la vasectomía es una manera permanente de evitar concebir bebés. Los hombres elijen someterse a una vasectomía cuando han decidido que no quieren tener hijos o que -en el caso de que ya tuvieran hijos- no quisieran agrandar más su familia. Algunos podrían someterse a este procedimiento para poder hacerse cargo del control de la natalidad en sus parejas, y quitarles ese peso a las personas que aman.

El procedimiento de la vasectomía es una cirugía no invasiva, la cual evitará que su esperma se mezcle con su semen. De esta manera, cuando usted eyacule, su semen carecerá de espermatozoides, los cuales podrían fertilizar un óvulo. El esperma es producido por sus testículos y debe trasladarse a través de dos tubos, conocidos con el nombre de conductos deferentes, para poder llegar a mezclarse con su semen. Durante la vasectomía, su doctor cortará y bloqueará cada uno de los conductos deferentes, evitando- de esta manera- que cualquier espermatozoide pueda mezclarse con su semen.


Tipos de Reversión de la Vasectomía
El procedimiento para revertir una vasectomía actúa permitiendo que el esperma pueda mezclarse una vez más con el semen. Existen dos métodos generales utilizados para restaurar la fertilidad de los hombres. Dependiendo de su estado de salud, de la manera en que le hayan realizado su vasectomía, y del transcurso de tiempo que haya pasado desde que se sometió a su vasectomía; usted podría realizarse uno de estos dos procedimientos:

Vasovasostomía: La vasovasostomía se lleva a cabo para revertir dos tercios de todos los casos de vasectomías. En este procedimiento, el cirujano utilizará un microscopio para poder localizar el punto exacto en el que deberá cortar los conductos deferentes, para luego volver a unir sus extremos por medio de una sutura. Esto debería permitir que los espermatozoides pudieran pasar nuevamente a través de los conductos deferentes y se mezclaran con su semen. La vasovasostomía es una cirugía que puede llegar a tardar cerca de dos horas. Estos procedimientos quirúrgicos se realizan, por lo general, en los casos menos complejos y son los que presentan mayores tasas de éxito. Si usted tuviera pequeñas cicatrices en sus conductos deferentes y si hubiera semen en ellos, seguramente sería un muy buen candidato para este procedimiento.

Epididimostomía: La epididimostomía se lleva a cabo para revertir un tercio de todos los casos de vasectomías. Este procedimiento sólo se realizará si no se pudiera realizar una vasovasostomía por alguna razón en particular. Si sus conductos deferentes no contuvieran esperma en el momento de la reversión, ésto podría estar indicando la presencia de algún bloqueo en los mismos. En este caso, los extremos de los conductos deferentes no podrían ser conectados nuevamente, y, en lugar de ello, uno de los extremos de los conductos deferentes debería ser conectado directamente al epidídimo a fin de poder restaurar la circulación o el flujo de esperma. Este procedimiento es -por lo general- menos exitoso que la vasovasostomía, además de ser mucho más complejo, llegando a durar cinco horas.

Cómo se Lleva a Cabo Este Procedimiento
Una microcirugía para revertir una vasectomía, por lo general, se lleva a cabo en un hospital; pero muchos pacientes no necesitan permanecer en el hospital la noche en la que se sometieron a este procedimiento. Algunas clínicas privadas también realizan este procedimiento y se debería tener en cuenta que esta opción podría llegar a ser mucho más confortable para la mayoría de los pacientes.

Las cirugías para revertir una vasectomía son procedimientos quirúrgicos más complejos que la vasectomía. La mayoría de los pacientes prefieren que les administren anestesia general, a pesar de que la anestesia local es otra de las opciones. Una vez que usted haya sido anestesiado, su cirujano realizará una incisión vertical en ambos lados de su escroto. Esto le permitirá acceder a sus conductos deferentes. El cirujano examinará dichos conductos para cerciorarse y descartar la presencia de tejido cicatrizante o de obstrucciones, utilizando un microscopio especialmente diseñado para llevar a cabo este procedimiento. Cualquier fluido presente en sus conductos deferentes será extraído y analizado para detectar la presencia de semen. Si hubiera restos de semen en sus conductos deferentes, su cirujano seguirá adelante con la vasovasostomía. Si no llegara a encontrarse ningún rastro de semen, usted deberá someterse a una epididimostomía. El semen extraído podrá ser utilizado en una fertilización in vitro.

Recuperación
La recuperación de la reversión de una vasectomía será similar a la de la vasectomía. Luego de la cirugía, deberá permanecer en el hospital por unas pocas horas hasta que el anestésico haya dejado de surtir efecto. Deberá usar ropa interior ajustada y de soporte, similar a la que usan los atletas para así poder recuperarse más rápidamente. Recuerde que deberá usar esta ropa interior especial por un período de seis semanas.

Es muy recomendable que descanse en la cama durante las primeras 48 horas luego de haberse sometido a este procedimiento. Podrá volver a su trabajo luego de unos pocos días, pero deberá evitar cualquier actividad física fuerte o extenuante por un período de tres semanas. No deberá tener relaciones sexuales o eyacular por -al menos- cuatro semanas, a fin de evitar provocar cualquier clase de lesión o daño en sus conductos deferentes o en el sitio donde se hubiera realizado la incisión.

Complicaciones
Tal y como puede suceder con cualquier cirugía, existen posibles efectos colaterales y complicaciones, pero si usted toma todos los recaudos necesarios después de haberse sometido a este procedimiento, podrá evitar la mayoría de ellos. Los efectos colaterales de la reversión de la vasectomía serán similares a las complicaciones que podrían surgir con cualquier vasectomía. Durante los primeros días posteriores a la cirugía, probablemente sentirá un poco de dolor e inflamación alrededor del sitio donde se le realizó la incisión. Su doctor seguramente le prescribirá Tylenol o Codeína para poder aliviar estos dolores. A su vez, podría llegar a experimentar: náuseas, constipación, dolores de cabeza o jaquecas, y dolores musculares; los cuales podrían ser provocados por la cirugía. Estos son los efectos colaterales más normales y usualmente surgen en todos los casos, es por ello que no debería alarmarse.

La infección es una complicación más grave, la cual también podría estar asociada a este procedimiento. Si llegara a notar que tiene fiebre, dolores, o enrojecimiento alrededor de la zona donde se le realizó la incisión, debería concertar una cita con su doctor y explicarle sus síntomas inmediatamente para que éste pudiera examinarlo apropiadamente. Los antibióticos deberían curar la infección en unos pocos días. En algunos casos su doctor le extraerá sangre del interior de su escroto luego de haber realizado la cirugía. Esta afección se conoce con el nombre de hematoma y usualmente causa un dolor punzante. Su doctor deberá drenar la zona en cuestión, pero muchas veces los hematomas pueden acarrear otra clase de problemas. El 10% de los hombres que se someten a una reversión de la vasectomía experimentarán una disminución en su conteo espermático, dificultando de este modo aún más la concepción. Esto ocurre más frecuentemente en las reversiones de vasectomías realizadas dos o más años después de que el paciente se hubiera sometido a una vasectomía.

Tasas de Éxito
Las tasas de éxito de las reversiones de una vasectomía pueden variar mucho, dependiendo del tipo de procedimiento que usted haya recibido y de la destreza y experiencia de su cirujano. Las tasas de embarazos exitosos luego de haberse realizado una reversión de la vasectomía generalmente no toman en cuenta a los hombres que padecen problemas de infertilidad. Sería muy recomendable que consultara con un especialista dedicado a reversiones de vasectomías, para que el mismo pudiera determinar sus probabilidades de tener más hijos.

El 99% de aquellos hombres que se someten a una vasovasostomía serán capaces de hacer pasar su esperma a través de sus conductos deferentes. Por otro lado, el 64% podrán tener un bebé luego de haberse sometido a este procedimiento. Cerca del 65% de los hombres que se hayan sometido a una epididimostomía serán capaces de hacer pasar su esperma a través de sus conductos deferentes. Este procedimiento está asociado a una tasa de embarazos exitosos de aproximadamente un 41%.

Es muy importante que tenga en cuenta que llevará un tiempo hasta que la reversión de la vasectomía comience a surtir efecto. Su semen podría no contener esperma por algunos meses luego de haberse realizado este procedimiento quirúrgico; es por ello que usted debería someterse a una prueba de esperma para poder medir la cantidad, la calidad, y la motilidad de su esperma. Dentro de un plazo que no superara los seis meses posteriores a la vasovasostomía y los 18 meses si se hubiera sometido a una epididimostomía, su semen ya debería contener esperma. Si no fuera así, posiblemente la reversión de su vasectomía habría fallado. Llegado a este punto, podrá someterse nuevamente a una reversión de la vasectomía.

El Costo de las Reversiones de Vasectomías
Debido a que las reversiones de vasectomías son procedimientos quirúrgicos sumamente complicados, también serán muy costosos. No osbtante, los costos de la reversión de la vasectomía podrían variar, dependiendo del lugar donde le hubieran realizado su cirugía.

En los Estados Unidos, la mayoría de las reversiones de vasectomías llegarán a costar cerca de $10.000 y no estarán cubiertas por las aseguradoras médicas. En Canadá, las reversiones de vasectomías serán menos caras, llegando a costar cerca de $5.000 dólares Canadienses, pero, tampoco estarán cubiertas por la mayor parte de las obras sociales. Es realmente importante sopesar cuidadosamente su decisión, antes de someterse a una reversión de su vasectomía.

No todos los hombres serán aptos para someterse a este procedimiento, particularmente si estuvieran siendo presionados o no estuvieran lo suficientemente preparados emocionalmente y físicamente para afrontar los efectos colaterales propios de esta cirugía. No obstante, para aquellos hombres que se encuentren preparados para someterse a esta cirugía, la reversión de su vasectomía podría llegar a convertirse en una recompensa y podría cambiar su vida para siempre.*Fuente Parcial http://espanol.pregnancy-info.net/reversion_de_vasectomia.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario